COMPARTIR:

Fuente: AS

Claudio Chiqui Tapia, el presidente de la AFA, aterrizó en Barcelona y aclaró que no viajó a España para hablar con el entrenador Jorge Sampaoli sino con Lionel Messi. El dirigente mantendrá una reunión en el día de hoy con el capitán del seleccionado argentino para fijar la estrategia para la defensa ante la FIFA el 4 de mayo próximo, en la que se intentará reducir la sanción de cuatro fechas que recibió en las Eliminatorias Sudamericanas para Rusia 2018. Tapia intentará convencer al crack rosarino que viaje a Zúrich para mostrar un gesto de arrepentimiento ante el Tribunal de Diciplina.

“No vine a hablar con Sampaoli, sino a visitar a Messi solamente, quiero hablar con el mejor jugador del mundo”, repitió una y otra vez Tapia, ante las incesantes preguntas de los periodistas, minutos después de aterrizar en Barcelona, donde arribó pasadas las 11 (hora de la Argentina) en el vuelo 1160 de Aerolíneas Argentinas.

El máximo dirigente del fútbol argentino intentará convencer a Messi de una estrategia común que tendrá como único fin reducir la sanción de cuatro partidos (de los cuales ya cumplió uno) para que el capitán pueda jugar con su selección en la recta final de las Eliminatorias, cuando restan los compromisos ante Uruguay, Venezuela, Perú y Ecuador.

“Necesitamos que se le baje la sanción y para eso contratamos a los mejores profesionales”, indicó el Chiqui Tapia en su breve contacto con los medios de prensa que lo aguardaban en la estación aérea. Sobre la posibilidad de mantener una reunión con Sampaoli, el directivo negó que fueran a reunirse. “Los plazos serán los normales, no vine a hablar con Sampaoli y no estamos apurados para tener un nuevo DT”, señaló Tapia.