COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Al Manchester United se le escapó en Bruselas una victoria que pudo ser cómoda y que se convirtió en un empate que mantiene las esperanzas del Anderlecht, que acudirá necesitado de marcar a Old Trafford pero salvó una situación muy comprometida cuando ya se daba por hecha la victoria de los ingleses.

El dominio de los diablos rojos fue absoluto durante casi todo el partido, llevando la iniciativa en todo momento y consiguiendo una victoria más amplia gracias a la actuación de Rubén, portero surgido en su día de la cantera del Barça y que llegó al Anderlecht en enero, cedido por el Deportivo de La Coruña.

La superioridad del United se reflejó en el marcador a los 37 minutos, cuando Mkhitaryan remató a placer el rechace de Rubén a disparo de Rashford, tras el que el equipo belga quedó tocado y apenas pudo mantenerse en pie frente al juego de los hombres de Mourinho.

Pero cuando la victoria del conjunto inglés comenzaba a darse por consumada, en el minuto 85, un centro desde la izquierda de Obradovic lo remató espectacularmente de cabeza Dedoncker, superando a Romero y conduciendo el partido a un final vibrante, en que el ManU buscó el 1-2 y el Anderlecht se animó a la contra, aunque sin acierto por ninguna parte.

Así, la eliminatoria, aún con el United como favorito, se decidirá en Old Trafford.