COMPARTIR:

Fuente: MD

A la FIFA le llegaron las imágenes de las palabras de Leo Messi a los árbitros del partido Argentina-Chile através de un anónimo. El diario Olé pone luz sobre quien fue la persona que entregó la documentación. El diario explica que el brasileño Wilson Seneme, presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol, habría sido quien mandó el video a la FIFA motivando que actuara de oficio.

La historia no oficial de la sanción de Messi, según cuenta el rotativo argentino, involucraría directamente al presidente de la Comisión de árbitros de la Conmebol, el brasileño Wilson Seneme, que habría sido el que impulsó el asunto enviándole el video al tribunal de la FIFA para que actuara en consecuencia.

Y pasa a explicar la trama secreta paso a paso.

1. Terminado el partido, los árbitros brasileños realizaron su informe. Ninguno de ellos habló de insultos ni de nada por el estilo de Leo Messi hacia ellos.

2. El analista arbitral del partido, Larrionda, tampoco hizo en su informe alguna observación sobre Messi.

3. Wilson Seneme, presidente de la Comisión de Árbitros de la Conmebol, habría llamado a Larrionda para advertirle lo que había pasado. Le informó que mandaría el video a la FIFA y le avisó de que advirtiera a los jueces que le iban a pedir ampliar el informe y le pidió que lo incluyera en su propio informe. Los analistas arbitrales también elevan uno.

4. La FIFA aprovecha el informe de Larrionda: coartada para decir que no actuó de oficio. Y le pidió a Emerson Augusto de Carvalho, el línea al que Messi insulta al final, que ampliara el informe.

5. Carvalho reconoció que en la cancha no había entendido pero que al verlo por televisión, se dio cuenta del insulto. Había sido advertido por Seneme de que le pedirían ampliación desde la FIFA y le habría dado letra de qué poner..