COMPARTIR:

Fuente: MD

Sergio Ramos echó mano de la ironía para hablar de su relación de Piqué y de los mensajes que se cruzan entre ellos. “A Piqué y a mí nos gusta tirarnos alguna piedrecita, pero ahora cuando le vea le voy a dar un abrazo”, dijo, para añadir que “es el morbo y el pique que hay entre el Real Madrid y el Barcelona. No te voy a negar que nos hemos acostumbrado. Nos lo tomamos sin ningún tipo de maldad, todo muy deportivo”.