COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Consternación total en Irlanda por la repentina muerte de un futbolista. Se trata de Ryan McBride, capitán del Derry City de dicho país.

McBride fue encontrado muerto este domingo por la tarde en su cama horas después de jugar ante el Drogheda United.

Era un defensa central de 27 años, y el pasado sábado jugó los 90 minutos sin aparentes problemas en la goleada de su equipo ante el Drogheda.

No hay aún algún pronunciamiento oficial sobre el motivo del fallecimiento que ha provocado dolor en Irlanda y su familia ha recibido condolencias hasta del Primer Ministro.

McBride era un baluarte en la zaga ya que había jugado todos los minutos en las cinco fechas que llevaba la Primera División además de haber marcado dos goles.