COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Trabzonspor turco inauguró el pasado mes de diciembre su nuevo estadio, el Medical Park Arena, y la intención de sus dirigentes es que se conserve en el mejor estadio posible durante mucho tiempo. Por eso, la directiva ha impuesto recientemente un severo castigo a un aficionado del club que fue «cazado» pisando una butaca.

Después de ser identificado gracias a las imágenes, la directiva del Trabzonspor localizaba al aficionado y le imponía como castigo la limpieza de 10.000 asientos del campo. Una medida que pretende resultar ejemplarizante ara que el resto de los hinchas tomen conciencia sobre la importancia de cuidar las instalaciones.

«No es una broma cuando dijimos que este era nuestro nuevo hogar. ¿Subirse a un asiento y dejar la marca de las zapatillas marcadas en nuestra nueva casa? Aquellos que lo hagan serán sancionados de inmediato», manifestó el club en Twitter, donde publicó un vídeo en el que se puede ver al aficionado limpiando las butacas.