COMPARTIR:

Fuente: AS

Todo el mundo se emocionó la temporada pasada con la hazaña superlativa del Leicester. Su segunda temporada está siendo de todo menos tranquila. Su buen papel en la fase de grupos de la Champions contrastaba con su delicada situación en Premier League. La marcha de Claudio Ranieri, el técnico que hizo historia con el conjunto ‘foxie’ enfadó a mucha gente del mundo del fútbol, pero lo cierto es que ha renovado al equipo. Con Craig Shakespeare a los mandos el Leicester logró remontar una complicada eliminatoria ante el Sevilla y ha progresado en la Premier. Nuevos aires.

El Leicester ambiciona sobrevivir todavía con sus dos estrellas: Mahrez y Vardy.Dos jugadores diferenciales con filo ganador. El argelino se ha consolidado como el mayor peligro de los ‘foxes’. Vardy maneja conceptos de delantero total y es capaz de sacar de quicio a los rivales. Nasri cayó en su trampa. Se mueve con diente en el desmarque y resuelve mostrando pegada y decisión.

El balón parado, con Slimani, Huth y Morgan dominando el juego aéreo, es una de sus grandes armas. Ranieri configuró un equipo de contragolpe al que Shakespeare quiere dar, en cierto modo, continuidad. El Leicester anhela continuar la fiesta, aunque el escenario no parece el idóneo.

Fortalezas

-Velocidad. El Leicester se descubre ofensivamente con valentía y vértigo. Vardy es el principal estilete.

– Arrojo. Un equipo sin nada que perder. No debe ser prisionero de su propia debilidad.

Debilidades

-Premier. El Leicester padece el peligro de verse condicionado por una (todavía) situación peliaguda en la competición doméstica.

-Élite europea. No ha jugado todavía en grandes estadios del continente. Falta de experiencia.

Estrella: Ryan Mahrez (Argelia, 25 años)