COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Diego Maradona está en Corea del Sur como enviado de la FIFA al sorteo del Mundial sub 20 que se realizará en la madrugada del miércoles (la Argentina conocerá a sus rivales) y jugó un partido de fútbol reducido en el que fue la gran estrella y se llevó todas las miradas. Y además metió “la mano de Dios”, como contra Inglaterra en el ´86, pero esta vez la historia fue diferente.

Diego saltó con el arquero y metió el puño como aquella vez contra Peter Shilton (esta vez fue el derecho y en México le metió el izquierdo). Sin embargo, ahora la pelota no entró (gracias a Dios aquella vez sí fue gol) y el árbitro lo vio y lo amonestó. Entre risas, Maradona le decía que le había pegado con la cabeza, pero el coreano le mostró la cartulina amarilla.

El equipo de Maradona le ganó 4 a 3 al equipo de Pablo Aimar, también enviado por la FIFA para el sorteo, en la ciudad de Suwon.

El propio Maradona posteó una foto en su cuenta de Facebook con un comentario muy clarito: “Déjà vu”.

17309630_1399983230053022_7270761962539749564_n