COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Sergio Ramos volvió a rescatar al Real Madrid. En otro tedioso partido de los blancos en el que exhibieron sus debilidades defensivas, el central andaluz apareció con un gol salvador que dio la victoria y el liderato a su equipo.

El sevillano ha marcado siete goles en la presente Liga, tantos decisivos que han permitido a los merengues sumar nueve puntos vitales para mantener el pulso con el Barça en la competición. Sin ellos, los blancos caerían hasta la tercera plaza y estarían a siete puntos de los azulgrana, recordando también que aún les queda por jugar su partido aplazado ante el Celta.

Ramos inauguró su casillero anotador en la Jornada 3 ante Osasuna (5-2), su único tanto ‘esteril’ hasta la fecha. El sevillano volvió a ver puerta dos jornadas después ante el Villarreal, permitiendo a los blancos caer derrotados en casa y sumar un punto más.

Ya en la Jornada 14, Ramos ‘mojó’ en el Clásico ante el Barça (1-1). Su cabezazo rescató un punto para su equipo e impidió a los de Luis Enrique recortar distancias. Otra diana del de Camas en el siguiente encuentro liguero permitió al Madrid derrotar al Deportivo (3-2) en el Bernabéu y sumar dos puntos más en la clasificación.

Su dos goles ante el Málaga (2-1) y el último ante el Betis (2-1) han reportado 5 puntos más a los blancos, que sin Ramos andarían terceros en Liga a siete del Barça y a cuatro del Sevilla.