COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

En el cierre de la derrota del Club América frente a Xolos de Tijuana, que lo dejó eliminado de la Copa MX, el futbolista paraguayo Pablo Aguilar agredió al árbitro Fernando Hernández y su futuro quedó en manos de la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF).

Al sonar el silbato final del triunfo por 1-0 de los Xolos, Aguilar encaró directamente a Hernández y le pegó un leve cabezazo. El colegiado no dudó en expulsarlo y la decisión ¡enfureció al defensor guaraní, que tuvo que ser contenido por sus compañeros de equipo y jugadores rivales.

El jugador podría afrontar un castigo severo si la Comisión de Arbitraje considera el contacto como una agresión. Según el artículo 18 del Reglamento de Sanciones 2016-2017 de la FMF, Aguilar podría recibir un castigo de 365 días y una multa económica.

“La Comisión Disciplinaria tendrá la facultad de sancionar a los Jugadores que incurran en cualquiera de las siguientes infracciones: n) Agredir a los Oficiales y a los Oficiales de Partido por cualquier medio. Un año de suspensión en todas sus funciones y multa de hasta 26,250 pesos (1.300 dólares)”, especifica la normativa.

Con la victoria ante las Águilas por 1-0 -gol de Paul Arriola- en los octavos de final, el equipo de Miguel Herrera enfrentará a Morelia. Por su parte, los de Ricardo La Volpe, rezarán porque Pablo Aguilar no sufra una severa sanción.