COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Barcelona Sporting Club es considerado el club más importante del país, pero también se lo podría llamar el más grande deudor que hasta el momento tiene el fútbol ecuatoriano. Y, lamentablemente, muchas de sus obligaciones se debieron a negligencias e irresponsabilidades dirigenciales, malos manejos que se multiplicaron en los últimos años.

Actualmente se menciona que el pasivo general del equipo sobrepasa los veinte millones de dólares, una cifra que no es nada descabellada, puesto que en solo cinco litigios se supera el 25 % de este total.

Solo haciendo referencia a las deudas más importantes y ya reconocidas de manera oficial, las cifras son escandalosas, pero lo que más sorprende es ver cómo se inflaron las mismas sin ningún tipo de intención de cancelar dichas obligaciones.

Estas deudas a las que vamos a hacer mención han crecido tanto que son más de 3 veces el valor de la deuda original. Barcelona SC está pagando el 340 % del valor total de la deuda, todo por malos manejos.

Si quieren un dato aún más referencial, La deuda que hoy paga BSC por Rolando Zarate es más alta que todas las otras cuatro deudas (que vamos a enumerar) juntas si se hubieran cumplido los compromisos de pago a su debido tiempo.

De esas cinco demandas, hasta el momento la directiva encabezada por José Francisco Cevallos ha podido cancelar una (Benito Floro) y gran parte de la deuda de Rolando Zarate; el resto están en proceso de pago o evaluación.

Empecemos recapitulando dichas deudas.

Época de Eduardo Maruri (Enero 2008 – Diciembre 2010).

Rolando Zárate (7 años de deuda pendiente): Estuvo en el club desde enero del 2008 y finiquitó su acuerdo al año siguiente, el valor que debía pagar BSC era de $ 310.333 aprox. No se cumplieron las fechas establecidas por lo que el monto ascendió al total del contrato ($ 1’180.000) y sumado al 5% anual de interés que dispone FIFA, gastos judiciales y otros rubros ahora se está cancelando la cifra de $ 1’600.000 aproximadamente.

La directiva de Cevallos ha realizado grandes esfuerzos y le ha cancelado al ex jugador argentino la cifra de $ 950.000 y queda un saldo de $ 632.000 que se espera pagar con los premios que reciba el club amarillo en la Copa Libertadores 2017.

Benito Floro (7 años de deuda pendiente): Aquella apuesta europea de Eduardo Maruri con el proyecto de los ‘chavales’ le salió cara al club, no solo con que ese año BSC casi saborea la Serie B sino que el DT español fue echado sin dejar buenos resultados y se debía cancelar la rescisión de $110.000 aprox.

Pero otra vez el incumplimiento en los pagos de la directiva hizo que Floro reclame ante FIFA por el contrato completo, cifra que ascendió a los $ 680.000 que recién se pudo pagar con la Noche Amarilla en la que estuvo presente el astro brasileño Ronaldinho y así evitar una gran sanción al club. Posteriormente Floro fue nombrado por el club como “persona no grata”.

Época de Alfonso Harb (Diciembre 2010 – Junio 2011).

Servisky S.A. (6 años de deuda pendiente): Esta empresa firmó un convenio entre finales del 2010 e inicios del 2011 cuando el presidente del club era Alfonso Harb, esto fue una cesión de licencia de marcas.

Con ese dinero BSC obtuvo una cifra considerable para poder subsistir. La deuda estaba en esa época por los $ 700.000 aprox, pero según declaraciones de José Herrera (su máximo representante) a StudioFútbol, esta deuda se podía pagar cómodamente en máximo seis años desde la firma del convenio y así BSC podía obtener recursos adicionales.

Este contrato se terminó a los seis meses de manera unilateral cuando los hermanos Antonio y Luis Noboa llegaron al poder en el cuadro amarillo. Resultado: Actualmente BSC se encuentra conminado a pagar $2’010.000 a una institución financiera que adquirió la deuda a Servisky según manifestó Herrera a este portal. En esta cifra se incluyen costos judiciales, intereses y otros rubros.

Época de los hermanos Noboa (junio 2011 – octubre 2015).

(*) Se podría considerar que la deuda de Servisky S.A. también fue parte de esta época.

Gustavo Costas (4 años de deuda pendiente): El DT que sacó campeón a los amarillos tras 14 años de sequía en 2012 se fue del equipo al año siguiente pero existían algunos meses pendientes de salarios a todo su cuerpo técnico (mayo, junio, julio y hasta el 10 de agosto de ese año) que sumaban alrededor de $ 150.000.

Al ver que no hubo intención alguna de pago, ni de llegar a un acuerdo, el DT y sus colaboradores decidieron demandar a la FIFA por todo el contrato que suma $ 650.000 donde están incluidos el 5% de interés anual tras la sentencia del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a favor de la parte demandante entre otros rubros.

Nicolás Olmedo (4 años de deuda pendiente): Este jugador amarillo llegó como refuerzo a inicios del 2013 a préstamo del Godoy Cruz argentino. En lo deportivo fue poco su aporte en el equipo, no se consolidó y a mitad de año volvió a su país.

La dirigencia de ese momento no canceló el préstamo al club dueño del pase de Olmedo y se generó inicialmente una deuda de $300.000 pero al presentarse este reclamo en la FIFA fácilmente se convierte en $ 400.000 aproximadamente debido al 5% de interés anual y más los costos judiciales más otros detalles más.

En los últimos años, la gran mayoría de representantes del club habían hecho caso omiso de cada una de estas advertencias, enfocados quizá en el presente (con muchos más errores que aciertos) pero sin tener la visión del futuro que tanto se ha comprometido.

Deudas millonarias que de no ser por la grandeza de este equipo a nivel nacional e internacional lamentablemente ya habría sido condenado a la desaparición.

Dirigencias que miraban a un lado los problemas a la vez de resolverlos, era una bola de nieve que cada vez se hacía más grande o un castillo de naipes a punto de ceder a la primera corriente de aire y eso sin contar los haberes pendientes que mantenían con los planteles y personal administrativo bajo sus presidencias, otra situación que recién en esta directiva se está buscando un orden.

En solo estas cinco deudas BSC deberá cancelar una suma astronómica de alrededor $ 5’340.000, pero si cumplían los plazos era necesario contar únicamente con $ 1’570.333 para librarse de todos estos males. Sin dudas esto es una muestra de irresponsablidad y descuido en el manejo institucional del club.

A continuación dejamos una gráfica donde se puede ver la diferencia abismal entre el valor que se debía cancelar en un principio con respecto al de ahora.

Chart_DeudasBarcelona-01