COMPARTIR:

Fuente: MD

El jugador del Barça Dani Alves ha reivindicado su figura en una entrevista a Sportsmail. “No soy Messi, pero cada vez que va a la ceremonia del Balón de Oro me tiene que llevar porque estoy en el equipo de la temporada de la FIFA”, aseguró el lateral brasileño que en tono jocoso remató que “quizás es porque tengo un amigo entre los jueces pero tengo cinco de esos trofeos (del mejor equipo del año). Incluso bromeo con él: ‘tienes que seguir llevándome a esta gala porque cada vez que vengo contigo ganas”.

Alves dijo, también en tono irónico, que “sin ser capaz de defender adecuadamente he durado nueve años en el Barça. Imagínate qué hubiera conseguido si hubiera sido algo bueno”. Más en serio, el crack brasileño valoró que “quizás es más fácil ganar cosas en el Barça, pero es también más difícil quedarse en el equipo aquí o al menos quedarse el suficiente tiempo para ganar tanto”, en referencia a los 30 trofeos que tiene, los mismos que Pelé en toda su carrera.

El lateral valora especialmente el triplete de la temporada pasada, en la que estuvo cuestionado hasta que renovó por dos temporadas con el Barça. “Me dieron por acabado. Mis críticos me han puesto siempre bajo la lupa pero lo que no se dan cuenta es que no puedes magnificar lo malo sin magnificar lo bueno también. Si miras a mis pelotas y son así de grandes (abre los brazos). Ponlas bajo la lupa y van a ser incluso más grandes (extiende los brazos)”.

En referencia a Alexis Sánchez, quien volverá el miércoles por primera vez al Camp Nou como visitante, Alves defendió que “no falló pero es difícil jugar aquí porque tienes que entender la manera de jugar. Es un gran jugador y siempre supe que triunfaría cuando se fuera. Especialmente si se iba a un sitio donde sería el protagonista. Es el tipo de jugador que necesita eso.”