COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El problema que se ha tomado el ambiente futbolero nacional se basa en el anuncio oficial que hizo Liga de Quito del fichaje de Brahian Alemán. El volante firmó con los ‘albos’ y han existido distintas reacciones.

Esto se debe a la rocambolesca relación contractual que tiene actualmente el jugador y que ahora involucra a varios clubes que tienen las siguientes posturas.

Desde el punto de vista de BSC:

El jugador se quiere declarar libre alegando una falta de pago que para ellos (dirigencia de BSC) no existe fundamento ya que tiene dos cheques depositados en la FEF que no han querido cobrar. (según la versión de BSC). Además en BSC les extraña la posición de LDU ya que ‘convivieron’ varios días junto debido al Congreso del pasado viernes y nadie les dijo nada.

Desde el punto de vista de LDU:

Alemán es un jugador libre ya que los abogados del mediocampista han presentado la documentación que acredita que el jugador puede negociar con cualquier equipo ya que por falta de pago (teoría que desmiente BSC) se rompieron los vínculos tanto con Unión, Defensor y BSC. Esteban Paz recalcó que el jugador llegaba libre.

Desde el punto de vista de Unión de Santa Fe y Defensor Sporting:

El jugador tiene contrato con ellos. El club estaba esperando que el jugador llegue y se presente en la pretemporada ya que no es jugador libre, el problema de la deuda (ver el primer punto) no puede “salpicar” a Unión porque nunca estuvo en venta, solo a préstamo.

En el caso del equipo uruguayo (quienes tienen un porcentaje del pase) mantienen lo mismo, que el jugador no es libre y van a consultar con su cuerpo legal.