COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El fútbol europeo en este verano ha tenido la novela que siempre necesita para llamar la atención de los lectores en el mundo del balompié, la novela en esta pre temporada nuevamente involucra al Real Madrid como el posible club comprador, al igual que al Tottenham, como posible club vendedor. El año pasado el jugador fue el croata, Luka Modric.

A más de la información que ya conocemos, como que el jugador quiere de cambiar aires, acompañado de las actitudes que el club comprador pide para ejercer presión, como que se manifieste “rebelde” al no querer jugar los partidos de preparación para la temporada y “exigir” su traspaso; estamos viviendo una campaña mediática.

El fútbol europeo, alimentado por algunos factores como el consumismo masivo del merchandising (en mercadería oficial) que ha ayudado a que el poder adquisitivo crezca y la contribución directa del petróleo y gas (los billonarios han encontrado un mercado rentable para invertir); hoy este deporte se ha convertido un insulto a la economía mundial en tema de traspasos, porque en salarios aún se esta muy alejado a lo que se maneja en los deportes estadounidenses.

Esta novela tiene algo muy distinto a las otras del fútbol, sus actores, sus negociantes:
-Florentino Pérez: empresario, político e ingeniero en lo profesional además de ser el millonario presidente del Real Madrid.
-Daniel Levy: empresario, inversionista y millonario propietario principal del Tottenham.

Ambos con mucho dinero, muy caprichosos y quieren salirse con la suya en todas las situaciones. El gran jugadores de Gales, Garreth Bale, es “la mercancía” dentro de esta pelea de poderes, una puja que empezó en 60 millones de euros y ahora se llega a hablar de que los merengues estarían dispuestos a pagar hasta el doble, convirtiendo a esta transferencia de Bale la más cara del fútbol mundial en su historia.

Este gran volante/extremo/media punta gales, ¿vale tanto? Un capricho por tener una estrella fresca y mediática, que obsesiona a Florentino Pérez, es un jugador que no esta ni si quiera en el TOP100 de la historia de los mejores del fútbol.

¿Por qué esta nueva obsesión? A más de que es un gran jugador, es no quedarse atrás del Barcelona y su mega contracción, Neymar Jr., el Real Madrid no se puede quedar atrás.

El mercado esta reventado, inflado y desproporcionado, los dirigentes no ayudan, todos quieren “agrandar” a su club a punta de billetera y no de sólidas bases instituciones, hoy vivimos un fútbol donde el marketing y la venta de camisetas es igual o más importante que el resultado deportivo. Y el caso más claro de ello es el pensamiento común, ¿cuál es el mejor equipo del mundo? La gente responde en su mayoría Barcelona o Real Madrid y eso amigos, también es trabajo del marketing porque por espectáculo y resultados hoy es el Bayern Múnich, pero el concepto esta formado en ciertas mentes y habrá que trabajar para cambiarlo.

En este mundo mediático, hay jugadores que se justifican monetariamente antes de pisar la canchas. El deporte más hermoso del mundo, el fútbol, cada día parece más un merca-fútbol.

Te podría interesar:   Hazard: “En Chelsea cuando perdíamos no era desastre, en España es diferente”