COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Clásico del Astillero tiene 253 historias y miles de anécdotas pero toda leyenda tuvo un inicio y un motivo del por qué trascendió y entre Emelec y Barcelona la mecha la encendió un apagón de luz.

Ambos equipos nacen en el mismo barrio conocido como el Astillero apenas divididos por cuadras pero al inicio la rivalidad en cancha por la gloria no se vio.

El primer partido entre Barcelona y Emelec se dio el 22 de agosto de 1943 Ramón Unamuno, antes denominado Estadio Guayaquil. En aquella ocasión Barcelona se impuso 4-3.

No fue hasta 1948 que aparece el nombre Clásico del Astillero en un rotativo porteño pero aún la pasión que genera este partido no era desbordante, aunque ya generaba pasión ya que Emelec se consolidaba como un gran club y a Barcelona le costaba lograrlo. El 1 de septiembre aparece esta cita en el diario El Universo luego de una victoria azul 3-0 “Este partido, que es el Clásico del Astillero, será del mismo modo la confrontación de dos de las cartas más bravas del fútbol porteño”.

Y aquí viene la parte bonita de la historia cuando este partido dejó de ser un simple encuentro y se convirtió en el compromiso más importante del fútbol ecuatoriano.

El causante de que este partido trascendiera fue un apagan de luz ya que durante el un clásico jugado el 12 de mayo de 1949 por la Copa del Pacífico. Barcelona ganaba 3-0 y de repente se fue la luz, cuando volvió los azules despertaron y el partido terminó 3-3.

En aquella época eso causó convulsión entre los hinchas ya que a más de uno se le pasó por la cabeza que George Capwell encargado de la Empresa eléctrica en ese entonces fue quien planeó el apagón pero encendió a una hinchada rival que esperaba con ansias el siguiente partido para demostrar que ellos eran mejores.

No fue hasta 1957 que se enfrentan que nace el actual campeonato nacional pero por su antigua modalidad pasaron 4 años hasta que se enfrentaron por primera vez en este torneo el 29 de diciembre de 1963, en el que Emelec venció 2-0. . El primer Clásico del Astillero por Copa Libertadores fue el 12 de febrero de 1967, con goleada 3-0 a favor de Emelec.